Saltear al contenido principal

Abogado Alquiler/Arrendamientos en Guadalajara

¡Los mejores Abogados en Alquiler y Arrendamientos de Guadalajara!

El arrendamiento o alquiler de inmuebles es un contrato típico en la sociedad de hoy en día, en donde los costes de compra son elevados y las necesidades de movilidad muy altas. Sin embargo, al momento de suscribir este tipo de convenios, nada mejor que la asesoría de un letrado que refleje en cada cláusula las necesidades de las partes.

En razón de ello, si necesitas mayor información sobre como operan los arrendamientos en Guadalajara, no dudes en contactarnos. De igual manera, dejamos para ti los datos más importantes que debes tener presente al momento de suscribir este tipo de contratos. 

¿Qué es un contrato de arrendamiento?

Lo primero es decirte que se trata de un contrato consensual, es decir las partes colocan sus comunes acuerdos para la cesión de la posesión temporal de un inmueble, a cambio de un pago periódico, al cual se le llama canon. Por su parte, este convenio fijará las condiciones de duración y obligaciones que asume cada parte.

Asimismo, este tipo de contratos es común encontrarlo en el sector económico de los bienes raíces, en donde el arrendador se compromete a prestar el servicio y el arrendado se compromete a pagar y conservar la integridad del sitio que se le alquila.

Ahora bien, a pesar de ser un contrato de mutuo acuerdo, el Estado, a través de la ley establece una serie de obligaciones y condiciones mínimas que deben ser incluidas en todo contrato. Incluso si las mismas no son acordadas por las partes, estas pasan a formar parte del mismo, pues se trata de cuestiones de orden público. Consecuencia de lo anterior, nada mejor que contar con la asistencia de un letrado para la redacción del contrato de arrendamiento, ya que solo este profesional conocerá a fondo tales obligaciones y sabrá combinarlas con las exigencias de las partes. 

¿Qué se necesita para un contrato de arrendamiento?

Una vez que las partes han acordado suscribir un contrato de alquiler, lo primero es determinar cuál será el objeto del alquiler. Así, si bien se puede establecer un arrendamiento sobre bienes muebles como vehículos o embarcaciones, lo cierto es que en la mayoría de los casos el arrendamiento está referido a un inmueble, que bien puede ser un piso, aparcamiento u oficina. En razón de ello, lo primero es fijar las condiciones y objeto del bien a ser arrendado.

Este contrato también necesita establecer un monto específico a ser pagado a cambio de la cesión del derecho de uso u ocupación. Esto es lo que se conoce como canon de arrendamiento. A su vez, dicho canon debe ser pagado de forma periódica y en los términos que determinen las partes, bien sea mensual, bimestral, semestral entre muchas otras posibilidades.

Ahora bien, en el caso de los arrendamientos de inmuebles, la ley obliga a que sea otorgada una fianza y que la misma sea depositada en las cuentas creadas a tales fines. Así, esta fianza viene a ser una garantía para el propietario, que podrá hacer uso de la misma en caso de daños al inmueble, pero también estará en la obligación de devolverla en caso de que el inmueble no haya sufrido daño alguno.

La fianza arrendaticia y donde depositarla en Guadalajara

Como podemos ver, la fianza es una garantía que exige el arrendador en su favor, pero ello no implica en modo alguno que tal fianza le pertenezca. Así, para evitar problemas de devoluciones la legislación obliga a que dicha fianza deba ser depositada en las cuentas de un organismo especialmente creado a tales fines. 

En el caso de Guadalajara este depósito se realiza en la Dirección General de la Vivienda, Urbanismo y Planificación Territorial. Este organismo autónomo forma parte de la Consejería del Fomento de la Junta de Castilla-La Mancha.

¿Cuántos meses de fianza se pueden pedir en un alquiler 2021?

En principio y de forma obligatoria, el arrendador solo puede pedir un mes de fianza. Sin embargo, la ley abre la posibilidad de que se exijan dos meses adicionales por concepto de “garantía adicional”. 

En todo caso, es de tener presente que esta garantía adicional quedará en posesión del arrendador, en tanto que el mes obligatorio deberá ser depositado en las cuentas de la Oficina correspondiente.

Problemas relacionados con la ocupación y el desahucio

La terminación del contrato de arrendamiento no debería ser una situación problemática. Sin embargo, puede ocurrir que el arrendatario se niegue a desocupar el inmueble, incluso si ha dejado de pagar el canon de arrendamiento. 

En tales supuestos, se hace necesario acudir a los órganos de justicia para solicitar la desocupación forzosa del inmueble. Este procedimiento se debe realizar ante los tribunales y evitar cualquier tipo de acción propia por parte del arrendador, pues puede incurrir en ilícitos penales. De igual manera, es de tener presente que, como todo procedimiento jurisdiccional, este implica el cumplimiento de lapsos y presencia de abogados y procuradores. 

Si esta es su situación en Guadalajara, no dude en contactarnos. Nuestros expertos en materia de arrendamiento tendrán la mejor solución para su problema, por lo que puede contar con nuestra asesoría y representación.

Contacta con nuestro equipo
Volver arriba
Abrir chat