Abogado de despidos en Guadalajara

La mejor asesoría de abogados Guadalajara

Derecho Laboral en Guadalajara

Contactanos

Teléfono

91 760 71 35

Info. Contacto

despacho@lexway.es

Ubicación

Avenida Hayedo de la Tejera Negra 17 19005 Guadalajara

Envía tu mensaje:

En cualquier negocio o empresa, la relación laboral con los empleados es uno de los factores más importantes. Por su parte, este tipo de relación puede ser a tiempo determinado y tiene tanto fecha de inicio como de culminación. Sin embargo, la relación también puede ser a tiempo indeterminado, lo que significa que no hay una fecha predefinida para que termine.

En cualquier caso, si la empresa desea finalizar la relación, puede acudir a la figura del despido. En este artículo encontrarás mucha información sobre esta herramienta legal y como aplicarla.

¿En qué consiste el despido en Guadalajara?

Todos saben lo que ocurre cuando despiden a alguien, sin embargo, es conveniente dejar claro este concepto.

El despido es una forma unilateral que tienen las empresas para poner fin a la relación laboral con uno de sus trabajadores. Esta herramienta legal le permite al empleador terminar de forma anticipada, una relación laboral a tiempo determinado o indeterminado. Sin embargo, este procedimiento no puede ser arbitrario y debe cumplir algunos requisitos para ajustarse a las normativas de Ley vigentes.

En este punto es importante tomar en cuenta que, si bien el despido en realidad es uno solo según el causal a la que acuda el contratante para finalizar la relación laboral, estará frente a un tipo de despido en particular. Así mismo, si no se realiza de forma adecuada el procedimiento para despedir al trabajador entonces podríamos estar frente a un proceso improcedente o nulo, según sea el caso.

Despido improcedente

Esto ocurre como consecuencia de despedir a uno o más trabajadores de forma inadecuada. Por lo general, es una consecuencia del desconocimiento de la ley que regula esta materia. En este sentido, hay que tomar en consideración que estos procedimientos deben adecuarse a los supuestos establecidos en los artículos 51 al 54 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

Despido nulo

La nulidad de los despidos se produce cuando la terminación de la relación laboral ocurre por las razones inadecuadas. Los motivos que pueden provocar la nulidad de la acción están claramente detallados en la ley y son muy diversos. Puede ser la condición sexual del trabajador, sus creencias religiosas o su ideología político partidista, pero también ocurre la nulidad si el empleado fue despedido mientras está de baja médica. Asimismo, los trabajadores están amparados por estabilidad paternal o maternal, por el nacimiento de un hijo y durante el embarazo.

Cuando la empresa contratante incurre en estos supuestos (u omite alguno de ellos) queda obligada a reincorporar al trabajador a sus labores. Claro está, que esto también aplica al pago de todos los beneficios y derechos laborales que se produjeran mientras el trabajador permaneció fuera de nómina.

¿Qué tipos de despido existen en Guadalajara?

Según el supuesto legal al que acuda el contratante para terminar la relación laboral, deberá aplicar un procedimiento específico.

Despido objetivo

Esto aplica cuando la relación laboral se termina por situaciones que no dependen propiamente de una mala conducta del trabajador, sino de situaciones objetivas, establecidas con anterioridad.

Entre los motivos más comunes para este tipo de despidos está la ineptitud en el cumplimiento de las funciones que debe cumplir el empleado o que el mismo deje de asistir a la jornada de trabajo en un porcentaje superior al 20% dentro de dos meses (esto aplica igual si las faltas superan el 25% en un plazo de 12 meses).

Otra de los causales puede ser la incapacidad del trabajador para adaptarse a las actualizaciones técnicas a las que se someta la empresa.

En este punto es importante que el contratante tome en cuenta que, de presentarse cualquier supuesto por despidos colectivos, este debe aplicarse a título individual a cada trabajador.

Hay un caso particular en el supuesto de despedir a un trabajador que presta sus servicios para entidades sin ánimo de lucro. Aquí, la terminación laboral es procedente al ocurrir insuficiencia de la consignación hacia la entidad para el mantenimiento del contrato del trabajador.

Despido disciplinario

Ocurre cuando la culminación laboral involucra una conducta sancionable o reprochable por parte del empleado. Hay muchas situaciones en las que esto aplica, pero la mayoría se refiere a conductas que son reprochables o contrarias a las buenas costumbres, dentro de lo que también se encuentran causas como inasistencias injustificadas o a la asistencia impuntual a la jornada de trabajo.

Sin embargo, también se pueden aplicar los despidos disciplinarios por desobediencia de un trabajador a las instrucciones o normas establecidas en el trabajo. O por cualquier tipo de ofensa verbal, física o escrita que pudiera hacer el trabajador al propietario de la empresa o sus representantes.

Otros motivos pueden ser una disminución en el rendimiento habitual del trabajador o que este asista al trabajo estando bajo los efectos de cualquier sustancia psicotrópica.

Despido colectivo

Ocurre cuando no se trata de un despido a título individual, sino que se hace sobre un colectivo de trabajadores. Sim embargo estos despidos no pueden ser sin razones justificadas.

Los despidos colectivos, pueden aplicarse a un grupo no superior a diez trabajadores, siempre que la empresa tenga menos de cien trabajadores. Se podrá despedir hasta el 10% de la plantilla en las empresas donde laboren entre cien y trescientos trabajadores y hasta el 30% en las empresas donde laboren más de trescientos.

Fases del procedimiento del despido colectivo

Para poder utilizar esta herramienta legal, se debe cumplir con una serie de pasos:

Lo primero es constituir una comisión que represente a los trabajadores ante la intensión de la empresa de despedir colectivamente. A continuación, se da inicio a un período de consultas a dichos representantes legales y se da parte de la situación a la autoridad laboral correspondiente.

Una vez realizados los pasos anteriores se inicia el período final de consultas, del cual emanará un acuerdo entre las partes.

¿Por qué acudir a un abogado para despido en Guadalajara?

Aquí se pueden presentar dos escenarios, por un lado, está la empresa que pretende despedir al trabajador y por el otro, está el empleado que fue despedido. En cualquiera de los casos siempre es recomendable la intervención de un abogado con experiencia en asuntos laborales.

En el caso de la empresa el profesional en materia laboral podrá asesorarla sobre el mejor procedimiento para elaborar el despido bajo los parámetros legales y que no se vuelva improcedente o nulo. Por otro lado, en el caso del trabajador despedido, el abogado puede ayudarlo a mantener su relación laboral o a obtener una justa indemnización.