Saltear al contenido principal
contrato de obra

Abogado contratación de obras en Madrid

La mejor asesoría de abogados Madrid

Encomendar la edificación o reforma de un inmueble es un asunto de gran responsabilidad, por ello es de vital importancia contratar a los mejores contratistas. Ahora bien, para dejar las reglas claras sobre la obra, es fundamental establecer claramente las obligaciones y derechos de las partes a través de un contrato.

Esta tarea tan relevante, de asesorar a los involucrados y redactar el acuerdo que regirá la relación contractual, debe ser realizada por abogados expertos en la materia.

¿Qué es un contrato de obras?

Para entender la relevancia de la intervención de un abogado durante la contratación de obras, lo primero será determinar de qué se trata esta figura. Así, la contratación de obras o contrato de obras, es aquel mediante el cual una parte, denominada contratista, se obliga a ejecutar una obra o reforma a favor de otra parte, denominada comitente, ello a cambio de un pago.

Como una característica de este tipo de acuerdos, encontramos que el objeto del contrato, es la obra resultante. Esto quiere decir que, el contratista se compromete a una obligación de resultado.

Asesoría de un abogado en contratación de obras en Madrid

Ahora bien, antes de firmar o cerrar cualquier tipo de trato de esta índole, lo recomendable es que se asesore con un abogado experto en materia de obras. Gracias a su intervención podrá tener claros los conceptos involucrados en este tipo de contrataciones.

Por otra parte, podrá redactar el documento contractual contentivo de las obligaciones y derechos de las partes, evitando malos entendidos y dolores de cabeza a futuro. De esta manera, protegerá sus intereses, así como la inversión que se realizará.

Aspectos relevantes en el contrato de obras

Con la intervención de nuestros abogados especialistas en esta materia, podrá elaborar un contrato que incluya claramente los elementos esenciales de la relación jurídica entre contratista y comitente.

La obra a ser ejecutada

Tal como se señalara antes, este elemento se constituye en el objeto del contrato. Por lo tanto, el contratista se compromete a la entrega de una obra, siendo ésta el resultado de su esfuerzo. Es decir, se considerará cumplida la obligación con entrega por parte del contratista de la obra encomendada y su aceptación por parte del comitente.

Proyecto

Por lo general, una obra es plasmada en primer término en un proyecto, aspecto éste que su abogado le recomendará hacer parte del contrato. Esto es así porque, con él quedarán establecidas las especificaciones técnicas de la obra, así como las calidades de los materiales indicados por el arquitecto.

Como consecuencia de lo anterior, el contratista estará obligado a cumplir con lo plasmado en el proyecto, contentivo de información tan relevante como lo son medidas, memoria de calidades y demás especificaciones. Pero al mismo tiempo, representa para el comitente un límite, pues si el contratista ha cumplido con lo establecido en el proyecto, no se le podrá reclamar responsabilidades u obras adicionales.

Materiales

Por otra parte, debe quedar claramente señalado en el contrato, si el contratista aportará únicamente su trabajo o si además, se encargará de suministrar el material o parte de él.

Esta estipulación, será de gran importancia en caso de reclamaciones por defectos de construcción o vicios ocultos, ya que será un factor determinante en la responsabilidad del contratista.

El precio

Esta es la principal obligación del comitente, pagar un precio por la obra encomendada. No obstante, existen diferentes maneras de fijarlo, su abogado le ayudará a escoger el más conveniente según su caso particular y lo incluirá en una cláusula del contrato. Estos métodos para fijar el precio de la obra son:

Precio alzado

Es la manera más común de establecer el precio, según la cual se establece un precio total por la construcción de la obra. En caso de producirse modificaciones en el desarrollo de la misma, se reflejarán en el precio final. De cualquier manera, siempre será aconsejable incluir una cláusula de revisión de precios.

Para que se de este reconocimiento en la variación del precio, será necesario que se deba a cambios en el proyecto y que los mismos no se pudieran prever. También serán procedentes los cambios del precio, cuando se deba a un aumento de la obra. En cualquier caso, será imprescindible, el consentimiento del comitente.

Precio por piezas o unidades de medida

En estos casos, se fija un precio a cada parte del proyecto, por ejemplo se fija un precio a la cimentación, otro a la estructura y así sucesivamente. De esta manera, el precio final es el resultado de multiplicar los metros cuadrados o cúbicos ejecutados. Con esta modalidad, es posible que el contratista solicite recibir el pago en proporción a las fases completadas.

Precio por administración

Debido a una aprobación efectuada por las partes a cada unidad de la obra ejecutada, denominadas certificaciones de obra, el comitente debe pagar por fracciones. Aunque, la liquidación de la obra total, se hace mediante una certificación final.

Plazo de entrega de la obra

Todo abogado dedicado a esta rama del derecho, sabe que se debe estipular siempre, un plazo de entrega de la obra. De esta forma, podrá determinarse con facilidad cuándo se incurre en demora de la entrega.

Penalizaciones por retrasos en la obra

Otro elemento que no puede faltar en un contrato de este tipo, es establecer cuándo una circunstancia que pueda retrasar la entrega de la obra, exime de responsabilidad al contratista. Estas son las llamadas causas mayores o las modificaciones del proyecto.

Por otro lado, también se debe asentar una cláusula penal, para los casos en los que se configuren retrasos atribuibles al contratista. Estas estipulaciones, suelen determinar una cantidad de dinero, a modo de indemnización, por cada día de retraso en la entrega de la obra.

Asesoría de los expertos en Madrid

Como quedó evidenciado, un contrato que incluya las cláusulas esenciales de forma clara, contribuirá al buen desarrollo de la relación entre las partes. Esto, se debe a que los involucrados podrán confiar en que sus intereses se encuentran blindados.

Si está a punto de iniciar la contratación de una obra, no dude en contactarnos y le asesoraremos.

Contacta con nuestro equipo de laboral
Volver arriba
Abrir chat