Abogados de expedientes de regulación de empleo Madrid

Abogados laborales en Madrid, todo lo que debes saber.

Derecho Laboral en Madrid

Contactanos

Teléfono

91 760 71 35

Info. Contacto

despacho@lexway.es

Ubicación

C/ Zurbarán 7, bajo, of. 6 28010 Madrid

Envía tu mensaje:

Un expediente de regulación de empleo (ERE) es una herramienta legal especial a la que puede acudir una empresa cuando necesita un despido colectivo de trabajadores. Solo se puede aplicar ante circunstancias especiales como problemas económicos que amenacen la continuidad operativa de la empresa.

Si se va a recurrir a este procedimiento, es importante hacerlo con el debido conocimiento, ya que toda acción inadecuada puede acarrear la falta de autorización por parte del órgano administrativo.

En Lexway, tenemos una amplia experiencia en este tipo de trámites, por lo que puede acudir a nosotros para lograr el mejor resultado.

¿Qué se puede conseguir con los expedientes de regulación de Empleo?

Un ERE tiene la función de lograr despidos colectivos o la suspensión de los contratos de trabajo. Este procedimiento se refiere exclusivamente a la terminación o extinción de la relación laboral, sin embargo, según el caso en particular, también se puede conseguir una reducción de la jornada laboral.

Despidos colectivos

Un ERE es la manera para conseguir la terminación de la relación laboral por voluntad de la empresa. Esta herramienta legal, se puede aplicar por razones económicas, técnicas, de producción u organizativas que afectan la operación de la empresa.

Bajo este punto de vista, los expedientes de regulación procuran que las empresas afectadas logren superar las condiciones adversas que impedirían su continuidad. Para ello, el órgano administrativo competente la autoriza a reducir su personal o a suspender sus contratos laborales mientras mejora el aspecto económico.

Suspender los contratos

En realidad, no siempre es necesario que ocurran los despidos, también es posible que la relación simplemente se suspenda. Es decir, que la relación laboral entre los trabajadores y la empresa contratante sigue vigente, pero no hay obligaciones entre ellos. Esto significa que el trabajador no debe acudir a la jornada laboral, pero la empresa tampoco debe pagar su salario.

Según cada caso particular, la suspensión puede ser sobre toda la plantilla de trabajadores o sobre una parte de la misma.

Reducción de la jornada laboral

Esta es una alternativa que se puede utilizar en algunos casos cuando no se requiere la suspensión o el despido. El contratante puede pedir una autorización especial para una reducción de la jornada laboral. Como se reduce la faena establecida para cada trabajador, también se reduce en la misma proporción el pago que debe realizar la empresa.

Número de trabajadores a reducir con un ERE

La finalidad principal de los expedientes de regulación de empleo es que la empresa pueda despedir a un número significativo de trabajadores dentro de un lapso de 90 días. Aquí hay que tomar en consideración que este número no es arbitrario.

A continuación, encontrarás las cantidades de trabajadores que pueden ser despedidos según el tamaño de las empresas:

Se podrá despedir un máximo de 10 trabajadores, en las empresas que tengan menos de 100. Si la empresa tiene una plantilla entre 100 y 300 trabajadores, se podrá despedir, como máximo, el 10% de la misma, es decir entre 10 y 30 trabajadores. Sin embargo, y aunque las empresas tengan más de 300, el número máximo que podrán ser despedidos es de 30.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar los expedientes de regulación de empleo en Madrid

Los expedientes de regulación de empleos, por su naturaleza, son procedimientos muy delicados y se debe cumplir una serie de requisitos.

Todo debe ser justificado

El primer requisito y uno de los más importantes para poder solicitar un ERE, es presentar un alegato donde se justifique, de forma detallada, todas y cada una de las razones por las que se solicita el procedimiento. En este punto es importante tomar en consideración que, según las razones alegadas, se debe cumplir con requisitos diferentes.

Requisitos por motivos económicos

Cuando una empresa alega una reducción de la plantilla de trabajadores por una causa económica, es suficiente demostrar la disminución persistente durante tres trimestres consecutivos de los ingresos de la empresa. Sin embargo, también puede demostrarse que en los mismos se refleja un decrecimiento económico en relación al período inmediatamente anterior.

Por otro lado, esta no es la única alternativa, ya que se pueden presentar proyecciones sobre los ingresos actuales y de cómo los mismos disminuirán en función de las condiciones económicas que se están presentando en la empresa.

Requisitos por causas técnicas

Este tipo de motivos, por lo general se alegan cuando surge una nueva tecnología o sistema de producción que hace innecesario un tipo específico de personal. Aquí, un ERE intenta reducir la plantilla de trabajadores, sobre todo, aquellos que resultarían innecesarios, de cara a los nuevos sistemas productivos.

Requisitos por motivos organizativos

La necesidad de reducir personal también puede deberse a posibles modificaciones en la estructura de la empresa como fusiones corporativas o cambios de la actividad económica de la misma. En estos casos, la nueva organización puede requerir una disminución importante de las plazas de trabajo existentes en la actualidad.

Procedimiento para solicitar un expediente de regulación de empleo en Madrid

Como trata sobre posibles despidos de algunos trabajadores en Madrid, este procedimiento es muy delicado y requiere de un profundo conocimiento de las normativas legales que hay que cumplir. En este punto se debe tomar en consideración que el incumplimiento de cualquiera de las normas o requisitos, puede resultar perjudicial para el avance de la solicitud del ERE.

Así, una vez que la empresa toma la decisión de iniciar un expediente de regulación de empleo, debe presentar ante la autoridad administrativa correspondiente todos los argumentos y pruebas o documentos que respalden su solicitud. Aquí hay que tomar en cuenta que no basta con alegar una causa, este alegato deberá estar debidamente acompañado de suficientes elementos probatorios.

La empresa debe iniciar un período de consulta ante el sindicato de los trabajadores o ante los representantes de la fuerza laboral. Esto implica una etapa de negociación entre las partes con el fin de llegar a un acuerdo sobre el número de despidos a realizar y las condiciones en las cuáles se llevarán a cabo. Así mismo, los resultados de la negociación deben ser consignados ante la autoridad administrativa que esté conociendo la causa.

Cuando el órgano administrativo laboral tenga toda la información e informes necesarios, podrá tomar la decisión que considere pertinente. Esta decisión expuesta por el órgano laboral solo podrá ser impugnada en vía judicial.

En Lexway contamos con el mejor equipo de profesionales del mundo jurídico y especialmente en el ámbito laboral para asesorarlo en sus controversias.