Saltear al contenido principal

¿Buscas un Abogado para Concurso de Acreedores en Madrid?

Abogados para Concursos de Acreedores en Madrid, todo lo que debes saber.

Los Mejores Abogados en Concursos de Acreedores en Madrid

Nadie está a salvo de atravesar una crisis económica, ya sea una persona física, profesional o empresario. Por ello, la legislación prevé el concurso de acreedores como un mecanismo ordenado para hacer frente a la mayor cantidad de deudas posibles. Esto, con la finalidad de mantener a flote un negocio o que su liquidación sea lo más transparente posible. 

¿Necesita asesoría en materia de concurso de acreedores en Madrid? No dude en contactarnos para obtener la mejor asesoría jurídica. 

¿Qué es un concurso de acreedores?

El concurso de acreedores es un procedimiento judicial cuyo principal objetivo es lograr satisfacer, de la manera más eficiente posible, a la mayor cantidad de acreedores de un deudor en estado de insolvencia. 

Ahora bien, para alcanzar esta meta se puede llegar a un convenio con los acreedores, mediante el cual se establezcan modificaciones a los plazos de pago (aplazamientos-esperas) o reducciones de las deudas (quitas). Pero, si esto no es posible será necesario la liquidación de los bienes; es decir, se procederá a vender los bienes del deudor para pagar la máxima deuda posible, según el orden de prioridad establecido por ley. 

¿Qué significa que una empresa está en concurso de acreedores?

Tal como se señalara, el concurso de acreedores es el procedimiento judicial establecido para que una persona, física o jurídica, en situación de insolvencia pueda enfrentar sus deudas organizadamente. 

Como consecuencia inmediata de la declaratoria del concurso de acreedores, se detendrán las ejecuciones particulares pendientes y el cobro de intereses. De igual modo, se impide la presentación de nuevas demandas, así como liquidar el patrimonio a exigencia de uno de los acreedores. 

Para iniciar la solicitud del procedimiento para conseguir estos efectos, lo primero será establecer cuándo una empresa se encuentra en esta situación de insolvencia. 

Determinación de la situación de insolvencia

Es muy común que no sea fácil identificar cuándo una empresa no puede hacer frente a sus obligaciones regulares, especialmente cuando al revisar sus balances, se evidencia que posee activos de gran importancia (estos suelen ser bienes muebles e inmuebles, o derechos no líquidos). No obstante, en estos casos la clave para determinar si se está o no insolvente es el nivel de liquidez que posea el ente. 

En este sentido, aquella liquidez proveniente de la venta apresurada de bienes, es una señal clara de problemas de solvencia. Ello, motivado a que tal práctica no es la manera ordinaria de obtener los recursos para el pago de sus obligaciones cotidianas. Al detectar estos problemas, será necesario solicitar el concurso.

De lo anterior, es importante destacar que si es el deudor quien inicia el concurso, podrá obtener ciertas ventajas frente a sus acreedores, además de demostrar una buena administración.

La administración de la empresa concursada

Ahora bien, una vez declarado el concurso de acreedores se desplegarán una serie de consecuencias. La primera de ellas es que, declarado el concurso por parte del juez, se nombrará a una administración concursal que será la encargada de llevar las riendas del procedimiento. La misma, principalmente hará valer el trato paritario a los acreedores.

Las funciones de esta administración variarán en función del tipo de concurso. Así se distingue por una parte el concurso voluntario, iniciado por el propio deudor, donde la administración concursal tendrá funciones de intervención. Por otra parte, el concurso necesario, iniciado por los acreedores o socios, donde las funciones serán de sustitución, por lo que la administración del patrimonio y la dirección de la empresa quedarán fuera del alcance del órgano administrador. 

Actuación de los acreedores

Al ser declarado el concurso de acreedores, y hasta un mes después de su publicación en los Boletines Oficiales correspondientes, la totalidad de los acreedores deben efectuar su reclamación ante el Juzgado de lo Mercantil. En esa oportunidad, deberán presentar los documentos que demuestren su acreencia, a saber: contratos, facturas y proformas, pagarés, recibos del banco con gastos de devolución y cualquier otra documentación relativa al crédito.

En la fase de convenio, los acreedores pueden aceptar las propuestas de quita de deuda o modificación de plazos que realice el deudor. También, pueden elaborar sus propuestas, pero en caso de no haber aceptación, su negativa forzará a la liquidación de los bienes para el pago de las deudas.

¿Dónde se presenta el concurso de acreedores?

El concurso de acreedores lo conocerá el Juzgado de lo Mercantil del domicilio social de la empresa concursada. Ahora bien, si quiere más detalles sobre cómo presentar este procedimiento, no dude en contactarnos para una asesoría personalizada.

¿Cuándo finaliza el concurso de acreedores?

El tiempo que llevará concluir el procedimiento, no es sencillo de precisar, ya que esto dependerá de elementos como la complejidad del concurso, la masa patrimonial y la capacidad de los tribunales, entre otros factores. En principio se puede estimar una media de seis meses por cada fase del concurso. Aunque esto no es nada determinante.

Independientemente del tiempo que lleve, el concurso de acreedores finalizará una vez se cumpla el convenio de acreedores, en los casos en los que haya sido posible llegar a un acuerdo entre deudor y acreedores y siempre que la empresa mantenga su actividad.

El otro posible escenario, es que no sea posible un convenio porque los acreedores rechazaran las propuestas presentadas por el deudor, también puede ocurrir que se haya determinado que la empresa no cuenta con suficientes activos para pagar sus deudas, siendo inviable mantener operaciones. 

En ambos casos, el concurso llegará a su fin con la liquidación del patrimonio de la empresa concursada. Esto se traduce en el cierre y venta de todos sus activos, para que con el dinero que se obtenga, se logre pagar a los acreedores hasta donde alcance.

Contacta con nuestro equipo de laboral
Volver arriba
Abrir chat